Las tortugas duermen, pero su sueño es diferente al que experimentan los humanos. Es más como un estado de reposo. Muchas tortugas, terrestres, marinas y de agua dulce parecen dormir durante un ciclo diario. Eligen un lugar aislado con una temperatura constante y aceptable; estos reptiles dejan de moverse y adoptan una postura particular, por lo general retrayéndose en su caparazón para protegerse durante el “tiempo de reposo”.

¿Cómo duermen las tortugas marinas? 

Las tortugas marinas pueden dormir en la superficie del agua cuando están lejos en las profundidades del océano; se cuelgan bajo rocas sobresalientes o afloramientos de coral para descansar en aguas poco profundas. Sólo necesitan unos segundos en la superficie para recargar sus pulmones, después de una rápida bocanada, regresan bajo la superficie. Mientras duermen, su ritmo metabólico se ralentiza, lo que les permite utilizar el oxígeno de manera más eficiente, y así permanecer sumergidas durante varias horas antes de tener que volver a salir a la superficie para obtener aire.

 

¿Cómo duermen las tortugas de agua dulce?

Al igual que las tortugas marinas, las tortugas de agua dulce disminuyen su metabolismo para consumir menos oxígeno y dormir, pudiendo pasar varias horas sumergidas mientras descansan. Algunas tortugas habitan en regiones donde necesitan hibernar a causa de los cambios estacionarios. Las especies adaptadas para esto, pueden disminuir aún más el metabolismo, entrando en un sueño profundo.

Especies como la tortuga mordedora y orejas rojas, son capaces de absorber oxígeno directo del agua a través de su piel. Esta habilidad junto a su fuerte caparazón, les permite sobrevivir durante varios meses, sin alimento, poco muy oxígeno y poco calor.

¿Donde duermen las tortugas de agua dulce?

La mayoría de las tortugas acuáticas y semi-acuáticas se entierran en la arena o lodo para dormir, algunas también se esconden en rocas y troncos sumergidos. Otras como la tortuga caimán que no posee muchos depredadores naturales, simplemente reposaran en el fondo del estanque para tomar una siesta.

Algunas veces , cuando las tortugas se sienten lo suficientemente seguras, tomaran siestas sobre plataformas donde toman el sol, como rocas y troncos que sobresalen del agua, sobre todo cuando el lugar está completamente rodeado por agua.

La mayoría de las tortugas mordedoras hibernan de octubre hasta abril, solas o en grupos. Se entierran en el barro, en túneles de ratas almizcleras, bajo troncos, rocas sumergidas o en aguas poco profundas.

¿Cómo duermen las tortugas de tierra?

Durante la noche, cuando baja la temperatura, o durante las horas más calurosas del día, las tortugas buscarán un lugar sombreado y seguro para descansar y dormir, como un denso arbusto. La mayoría de las tortugas terrestres pueden retraerse en cierta medida dentro de su caparazón, cosa que harán al ir a dormir. Aunque también es normal verlas completamente relajadas, con la cabeza tendida o colgando, como si se tratase de un desmayo.

Tortuga de tierra durmiendo

La mayoría las tortugas de cajas, provienen de zonas donde necesitan hibernar durante el invierno. La hibernación es una forma de sueño profundo del que el animal no puede ser despertado fácilmente. Todos sus procesos corporales se ralentizan; no come y necesita menos calor. Esto le permite permanecer viva hasta la primavera, siempre y cuando algún depredador no la encuentre y se la coma mientras esté aletargada.

Las tortugas débiles, con poco peso o aquellas que emergen de la hibernación demasiado pronto, pueden no sobrevivir.

Las tortugas gigantes de las Islas Galápagos y Seychelle no necesitan hibernar, pero duermen durante las noches más frescas y a menudo hasta 18 horas al día, moviéndose sólo cuando se calientan lo suficiente. Las tortugas gigantes de Aldabra se revuelcan en el barro para protegerse de los mosquitos y se sabe que duermen hasta 18 horas al día.

¿Donde duermen las tortugas de tierra?

Tortuga de caja hibernando

Tortuga de caja hibernando

las tortugas terrestres es un poco más sencilla esta actividad, la mayoría busca un lugar donde puedan estar resguardadas de los depredadores, como un agujero, bajo algunas rocas, troncos, bajo las raíces de los árboles, siempre por encima del nivel freático.

En el suroeste de los Estados Unidos, la tortuga del desierto, en peligro de extinción, hiberna durante la parte más fría del invierno en una madriguera subterránea; sale a calentarse en los días templados y soleados. Se activan cuando la temperatura está entre 65 y 105 grados Fahrenheit. Durante los calurosos meses de verano, estas tortugas emergen de sus madrigueras temprano en el día y pasan las horas más calurosas del día inactivas bajo tierra.