tortuga caparazón blando espinosa

De un vistazo parecen panqueques con esnórquel. Su forma peculiar es distintiva: un caparazón plano y coriáceo; patas delanteras con forma de aleta y patas traseras con garras largas y afiladas; un cuello largo capaz de golpear más rápido que el parpadeo de un ojo; y una cabeza poderosa con una trompa tubular y labios carnosos, que esconde mandíbulas afiladas y cortantes capaces de dar una mordida sería. 

Las tortugas de caparazón blando son únicas y están altamente evolucionadas, y a pesar de sus adaptaciones aparentemente especializadas, prosperan en prácticamente todos los hábitats acuáticos dentro de su área de distribución natural.

¿Cuales son las tortugas con caparazón blando?

Las tortugas de caparazón blando, pertenecen a la familia Trionychidae, cualquiera de las aproximadamente 30 especies de tortugas caracterizadas por un caparazón aplastado. El caparazón carece de las escamas epidérmicas (a gran escala) características de la mayoría de las tortugas, como en la tortuga laúd (Dermochelys coriacea), y la arquitectura ósea del caparazón se reduce. 

Las tortugas caparazón blando tienen cuellos largos y cabezas aerodinámicas con hocicos alargados parecidos a los de una trompa que llevan las fosas nasales en las puntas. A menudo yacen enterradas en el barro, la arena y las aguas poco profundas. Al extender la cabeza y el cuello de modo que el hocico simplemente rompa la superficie, pueden respirar de manera similar a un esnórquel. 

Todas las caparazón blando son principalmente carnívoros. Buscan y persiguen activamente a sus presas o las capturan mediante emboscadas. La forma aplanada parece extraña para un animal activo, pero aparentemente es hidrodinámicamente eficiente. Propulsadas por las cuatro extremidades, tanto los pies delanteros como los traseros son muy palmeados, son nadadoras rápidas.

Los 14 géneros de tortugas de caparazón blando se dividen en dos grupos evolutivos:

Subfamilia Cyclanorbinae de Asia meridional, África nororiental y África subsahariana.

Subfamilia Trionychinae del sudeste de América del Norte, Asia meridional y África. 

Especies de tortugas de caparazón blando

Tortugas china de caparazón blando (Pelodiscus sinensis)

Pelodiscus sinensis

La tortuga de caparazón blando china, es una tortuga de tamaño pequeño a mediano. Se le llama “caparazón blando” porque su caparazón carece de escamas epidérmicas. Tiene pies palmeados para nadar. Su caparazón es correoso y flexible, especialmente en los laterales. 

La parte central del caparazón tiene una capa de hueso sólido debajo, como en otras tortugas, pero esto está ausente en los bordes exteriores. El caparazón ligero y flexible de la tortuga de caparazón blando china les permite moverse más fácilmente en aguas abiertas o en fondos de lagos embarrados.

En términos de coloración, el caparazón de estas tortugas es de color oliva y puede tener manchas oscuras. El plastrón es de color naranja-rojo, y también puede tener grandes manchas oscuras. Las extremidades y la cabeza son de color oliva. La garganta está moteada y puede haber pequeñas barras oscuras en los labios. Hay manchas oscuras en la cabeza y líneas oscuras que irradian de los ojos. Un par de manchas oscuras se encuentran delante de la cola, así como una banda negra en la parte posterior de cada muslo.

En promedio, la tortuga de caparazón blando china puede alcanzar una longitud de caparazón de alrededor de medio metro, y puede pesar hasta 6 kg. Los machos son generalmente más pequeños en tamaño que las hembras, y las hembras también tienen un caparazón ligeramente abovedado. 

Tortuga de caparazón blando espinosa (Apalone spinifera)

Apalone spinifera

Como la mayoría de las caparazón blando, Apalone spinifera, carece de caparazón duro y tiene un caparazón redondo, aplastado y correoso. Esta tortuga tiene un cuello largo y un hocico alargado, similar al de un esnórquel, con grandes fosas nasales que contienen crestas que se extienden desde cada tabique. El caparazón es de color marrón oliva a marrón claro. 

Los machos jóvenes tienen grandes marcas en forma de ojos, que son más grandes hacia el centro del caparazón, mientras que el borde exterior del caparazón es pálido, de color crema con un borde interior negro. La mayoría de los machos tienen diminutas proyecciones en forma de espina dorsal (conocidas como tubérculos) que cubren parte del caparazón, lo que le da una sensación de lija, mientras que las hembras típicas tienen un caparazón liso. 

Las marcas del caparazón de la hembra, pasan de un color gris oliva con manchas a una coloración más marrón con la edad. Una característica definitoria de esta subespecie es la forma cónica de los tubérculos presentes a lo largo del borde anterior del caparazón. 

La tortuga caparazón blando espinosa, tiene dos franjas amarillas prominentes de bordes negros a cada lado de la cabeza y el cuello. Los pies están totalmente palmeados, con garras y tienen una coloración moteada con vetas negras y amarillas.

Tortuga de caparazon blando Apalone Mutica 

Apalone mutica

En comparación con otras especies de tortugas, las tortugas Apalone Mutica son grandes. Los caparazones de las hembras crecen hasta 35 cm de largo. Los caparazones de las tortugas macho, sólo alcanzan la mitad de esta longitud.

Es muy fácil reconocer a estas tortugas por la apariencia lisa de sus caparazones. Los caparazones no tienen las escamas óseas como otras tortugas. Son correosos y planos, con bordes muy flexibles.

Los caparazones son completamente lisos. Sus narices se estrechan hasta un punto y no hay crestas en sus fosas nasales. Los machos adultos son de color marrón o gris y tienen pequeños guiones y puntos en la espalda.

Las hembras adultas son de coloración borrosa y tienen manchas grandes y oscuras. Tanto los machos como las hembras tienen líneas claras a los lados de la cabeza. Una línea está detrás de la oreja y la otra comienza justo debajo del hocico. Los pies y el cuello no están estampados.

Tortuga de caparazón blando de Florida (Apalone Ferox)

Apalone Ferox

Es una especie de tortuga de caparazón blando nativa del este de los Estados Unidos, principalmente en el estado de Florida. Es la más grande de las tortugas con caparazón blando del Nuevo Mundo (se cree que todas ellas se originaron en el Viejo Mundo).

Se han encontrado ejemplares individuales liberados en el pozo silvestre fuera de su área de distribución, pero no se sabe que se hayan establecido fuera de su área nativa.

Las tortugas de caparazón blando adultas típicamente tienen caparazones de color marrón-verdoso a marrón oscuro con manchas en la piel y a veces en los caparazones. Los caparazones están cubiertos de piel y son suaves en los bordes. Son nadadoras fuertes y por lo tanto les va bien en hábitats de aguas más profundas.

Como todas las tortugas caparazón blando, es carnívora y se alimenta de insectos, caracoles, crustáceos, anfibios y peces (vivos y muertos), así como de plantas acuáticas y algas.

Reproducción de las tortugas de caparazón blando

Las tortugas con caparazón blando pueden poner tan sólo 2 huevos, como en las hembras jóvenes del género Lissemys, o más de 100 huevos, como con una Trionyx triunguis de cuerpo grande. El tiempo de desarrollo embrionario varía desde tan sólo 30 días hasta casi 300 días, dependiendo de la especie y las condiciones ambientales del nido. Usando sus extremidades traseras, las caparazones blandos excavan nidos en suelos quebradizos, generalmente en áreas adyacentes al agua.

Promedio de vida de las tortugas de caparazón blando

En líneas generales estas tortugas viven mucho tiempo. Se sabe que en cautiverio viven hasta 50 años y posiblemente más. Veamos algunas de las especies mencionadas anteriormente:

Promedio de vida de la Apalone Ferox: En estado silvestre parece ser desconocida. Los cautivos a menudo viven más de 20 años y un espécimen en el Parque Zoológico Nacional (Washington D.C.), según se informa, vivió 36 años y 8 meses.

Promedio de vida de la Apalone Mutica:  La vida de esta especie en estado silvestre no está registrada. Los individuos en cautiverio han vivido más de 11 años, y se cree que son capaces de vivir 20 años.

Promedio de vida de la Apalone spinifera: La longevidad estimada en tortugas de caparazón blando espinoso es de hasta 50 años en una hembra grande.

Tortugas de caparazón blando en peligro de extinción

El caso particular de la tortuga de caparazón blando espinoso. Desafortunadamente, muchas de estas tortugas de caparazón blando ni siquiera alcanzan la etapa reproductiva. Esta no es una buena noticia en términos de conservación para la especie.

Aunque las poblaciones dentro de los Estados Unidos se consideran estables, la tortuga de caparazón espinoso ha sido incluida recientemente en la lista de especies en peligro de extinción en Canadá. Como adultos no tienen muchos depredadores naturales, pero son sus huevos y sus crías los que están en mayor riesgo. Se enfrentan a presiones de depredación por parte de mapaches, zorrillos, zorros, aves y, desafortunadamente, seres humanos.

Los cambios antropogénicos en la naturaleza han llevado a una pérdida extrema de hábitat para la especie. La cantidad de hábitat de nidificación adecuado que queda se está degradando y fragmentando aún más por el desarrollo humano. La inclusión en la lista de especies en peligro de extinción ayudará a proteger importantes hábitats de nidificación y conducirá a nuevos esfuerzos de recuperación de la especie.

Cuidados de las tortugas de caparazón blando

Qué comen las tortugas de caparazón blando

Casi cualquier material comestible que se sumerja en el tanque será devorado con entusiasmo por estas tortugas. Los peces, insectos y gusanos vivos o muertos, así como los peces comerciales y los pellets de tortuga, son todos adecuados para las tortugas de caparazón blando. 

Los peces y otras presas vivas serán cazados, perseguidos y emboscados, mientras que los pellets y otros objetos no vivientes serán engullidos de la superficie del agua con un trago bocado rápido. Cualquier cosa demasiado grande para que una caparazón blando se la trague entera será despedazada por las mandíbulas de esquila de la tortuga y las garras perforantes.

Estanques para tortugas caparazón blando

Alojar a las tortugas de caparazón blando en un estanque comunitario puede ser una propuesta arriesgada tanto para la tortuga, como para cualquier posible acompañante. Aunque estas tortugas normalmente, pueden cohabitar pacíficamente con otras caparazón blando, así como con otras especies de tortugas, siempre existe el potencial de conflicto.

Se requiere observación cuando se mantienen tortugas de caparazón blando con otras tortugas, y deben ser retiradas del grupo a cualquier indicación de un problema. Si son capaces de afirmar su dominio, una caparazón blando puede convertirse rápidamente en el matón del estanque y monopolizar los alimentos y otros recursos.

Incluso si no dañan físicamente a otras tortugas, las caparazones blandos son capaces de intimidarlas hasta el punto de que las otras tortugas dejen de alimentarse. Por el contrario, si otra tortuga comienza a morder en el margen carnoso del caparazón blando, puede resultar en lesiones graves.