Todos sabemos que algunas tortugas son buenas nadadoras, pasan la mayor parte de su vida en el agua y pueden pasar horas sumergidas. Pero ¿Todas las tortugas saben nadar? Pues, aquí encontraremos la respuesta a esta interrogante.

¿Las tortugas terrestres nadan?

Tortuga de tierra en agua

Tortuga montesa en arroyo – Wikipedia

No, las tortugas terrestres no saben nadar. Las tortugas terrestres no están muy bien adaptadas para el agua, no tienen patas buenas para nadar como ocurre con las tortugas acuáticas. A veces las tortugas terrestres son capaces de flotar, pero no de nadar.

Las tortugas terrestres y acuáticas son muy similares en muchos aspectos, pero cuando se trata de nadar, son muy diferentes. Hay muchas razones por las que las tortugas no saben (o no pueden) nadar, algunas están ligadas a la forma de su cuerpo, otras al hábitat en el que viven y otras a la evolución.

Las patas de las tortugas

Las tortugas de tierra tienen patas muy robustas, muy similares a las de un elefante. Sus patas tienen dedos muy compactos y cortos, y cada uno de ellos tiene una uña muy gruesa y corta. Ese tipo de pies son muy buenos para atravesar terrenos escabrosos, pero eso es todo. Debido a su forma, no tienen una forma eficiente de empujar el agua cuando están nadando, por lo que no son muy útiles en el agua.

Por otro lado, las tortugas acuáticas tienen patas muy diferentes. Sus patas no son tan sólidas como las patas de la tortuga de agua dulce, tienen los dedos muy largos, palmeados como los de un pato, esto permite a la tortuga nadar fácilmente en el agua.

De todas las tortugas, las tortugas marinas son las que pasan más tiempo en el agua. Y como resultado tienen las patas perfectas para esto. En realidad, ni siquiera podemos llamarlas patas porque son básicamente aletas. Estas aletas son perfectas para nadar, tienen una forma alargada y plana que les permite empujar el agua con mucha eficiencia cuando están nadando.

Las patas son una de las mayores razones por las que las tortugas terrestre no pueden nadar correctamente. Pero hay otra cosa que les impide nadar, la forma del caparazón.

Diferentes tipos de caparazón

Las tortugas de agua dulce y marinas, por lo general tienen caparazones más planos y aerodinámicos. Este tipo de formas permiten que el agua pase más suave y más rápido, lo que les permite moverse más y mejor en el agua.

Por otro lado, las tortugas de tierra tienen corazas con forma de cúpula o domo, que no es la forma más aerodinámica. Esto no necesariamente detiene a las tortugas terrestres de nadar, pero definitivamente es parte de la razón.

Por la forma en que las tortugas están hechas, podemos ver definitivamente por qué las tortugas no saben nadar. Pero aun hay mas factores que suman al asunto.

El hábitat de las tortugas

Tortuga leopardo en charca

Tortuga leopardo en charca

A diferencia de las tortugas acuáticas, las tortugas terrestres no están restringidas a vivir sólo cerca de grandes masas de agua. Como resultado, pueden ser encontradas en muchos hábitats, esto incluye: desiertos, laderas de montañas, pastizales áridos y bosques. La mayoría de las tortugas terrestres viven en hábitats áridos o semiáridos, este tipo de lugares ofrecen muy poca agua, y no suelen tener lagos o estanques.

Como la mayoría de las tortugas viven en lugares donde hay poca o ninguna agua, no interactúan demasiado con ella. Y cuando lo hacen, por lo general sólo están interesados en beberla, no en vivir en ella.

Si una tortuga terrestre entra en aguas profundas, no irá al fondo como una roca, sino que flotará. Pero flotar es muy diferente de nadar.

Las tortugas no flotan en el agua porque usan sus pies para mantenerse por encima, flotan debido al aire en su cuerpo. Así que definitivamente no es nadar.

Cuando las tortugas flotan no tienen demasiado control, incluso en aguas tranquilas. Pueden tratar de usar sus pies para influir en la dirección en la que van, pero por lo general no funciona.