La tortuga más popular como mascota, la tortuga orejas rojas, puede que no sea muy buena opción si no tienes el espacio suficiente. Ya que medida que estas crecen requieren de estanques y filtros más grandes. Pero, si deseas tener una tortuga como mascota y el espacio puede ser un problema, hay una alternativa: Las tortugas que no crecen… mucho.

Hay muchas especies de tortugas, más de 300, pero solo unas cuantas permanecerán por debajo de las 10 pulgadas cuando son completamente adultas. Es importante saber qué especie estamos buscando o cual adquirir, para no encontrarnos luego con un serio problema de espacio, que puede afectar en gran medida la calidad de vida de nuestra mascota.

Dicho esto, vamos a listar las 6 tortugas más pequeñas que podemos tener como mascotas, aun con poco espacio:

  1. Tortugas almizcleras o apestosa

Estas tortugas almizcleras pueden vivir hasta 50 años y su tamaño máximo de crecimiento es entre 2 y 4 pulgada, convirtiéndola en la más pequeña que podemos tener como mascota. Son una de las tortugas mascota más pequeñas del mundo y una especie relativamente fácil de cuidar. Son carnívoras, por lo que deberás tener unos cuantos bichos, gusanos o pececillos para alimentarlas, también procura que los pellets y otras alimentos comerciales para tortugas tengan proteínas suficientes.

Tortuga almizclera

Tortuga almizclera (Sternotherus odoratus)

  1. Tortugas de caja oriental

Otra pequeña tortuga que puede ser muy buena mascota. Se encuentran en la costa este de América, por eso su nombre. Sus tamaños varían de 3 a 6 pulgadas. Son omnívoras, en la naturaleza, su dieta varía en función al aliento disponible. Puede ser alimentada con frutas y vegetales, insectos, gusanos y caracoles. Estas tortugas pueden ser algo tímidas, por lo que deberás proporcionarle algún lugar donde ocultarse cuando necesite descansar.

Tortuga de caja oriental

Tortuga de caja oriental (Terrapene carolina carolina)

  1. Tortuga china crestada

Las tortuga china crestada o tortuga de reeves, es una especie nativa de los países de Asia, como China, Corea, Taiwán y Japón. Su caparazón es un poco más rectangular que el de otras especies. Debes tener especial cuidado con las enfermedades relacionadas al caparazón de esta especie. Su tamaño adulto oscila entre 4 y 5 pulgadas, convirtiéndola en la tercera tortuga más pequeña que podríamos tener como mascota. Son tortugas omnívoras, por lo que deberás alimentarla con un alimento para tortugas balanceado.

Tortuga china crestada

Tortuga china crestada (Mauremys reevesii)

  1. Espalda de diamantes

Con esta especie de tortuga, deberás conocer muy bien los cuidados de una tortuga de agua, porque estas serán un poco más exigente. Las hembras son mucho más grandes que los machos, midiendo 7 pulgadas una hembra adulta y 4-5 los machos. Son mayormente carnívoras, alimentándose en su hábitat natural principalmente de peces, también puede comer gusanos e insectos. Son bastante llamativas, tanto por el diseño de su caparazón, que les da su nombre, como por el color de su piel, que puede ser gris, amarillo, marrón o blanco.

Tortuga espalda de diamante

Tortuga espalda de diamante (Malaclemys terrapin)

  1. Tortugas de fango o de pantano común

Son relativamente fáciles de cuidar. Las tortugas de fango pueden parecerse a las tortugas almizcleras, pero son distintas especies. Pueden crecer hasta un máximo de 5 pulgadas.

Aunque, en la naturaleza se alimenta principalmente de peces pequeños e insectos, estas son omnívoras, por lo que quizás las veas una que otra vez masticando las plantas de su estanque. Estas tortugas también son capaces de hibernar, por lo que si tu región es algo fría en invierno, deberías aprender más sobre este proceso.

Tortuga de fango común

Tortuga de fango común (Kinosternon subrubrum)

  1. Tortuga dragón

Esta especie en particular, se puede conseguir en centroamericana, desde México hasta Costa Rica. Tienen cuatro subespecies diferentes, pero todas tienen una cosa en común y es que todas ellas son hermosas. Son las más grandes de esta lista, alcanzando un máximo de 8 pulgadas en su adultez. Son omnívoras, pero su dieta consiste mayormente en frutas, vegetales y vegetación verde. También se alimenta de insectos y gusanos, de donde obtiene las proteínas que necesita.

Tortuga dragón

Tortuga dragón (Rhinoclemmys pulcherrima)

Ahora que conoces las especies de tortugas que no crecen mucho, seguramente te será más fácil elegir de cual cuidaras. Recuerda que cada una de ellas posee características únicas, y por lo tanto también cuidados especiales. Una vez que decidas cuidar de alguna de estas especies (o cualquier tortuga), infórmate y aprende muy bien lo que necesitará tu pequeña mascota.