Prefieren tramos de agua con fondos fangosos donde puedan esconderse y descansar. Pasan la mayor parte del día en el agua, donde se zambullen en busca de comida. Alternan períodos de inmersión con períodos en tierra firme, donde están destinados a descansar y a tomar el sol. Los rayos del sol, de hecho, son fundamentales para el crecimiento del animal y, sobre todo, para el endurecimiento del caparazón.

Son tímidas y tienden a ser fáciles de manejar, por lo que se encuentran entre las tortugas domésticas más comunes. Son animales de diurnos y viven en países con un clima templado, con temperaturas siempre entre 17 y 30 °c

Tortugas pintadas

Características de las tortugas de agua

Las tortugas de agua son reptiles pertenecientes al género de los quelonios y al grupo de las testudinas. Las tortugas de agua tienen una armadura para proteger el cuerpo, su parte inferior se llama plastrón y la parte superior caparazón. Es el caparazón el que suele permitir distinguir las distintas especies de tortugas, ya que tienen colores y formas que varían según el tipo de tortuga.

Las tortugas de agua dulce tienen patas con cinco dedos unidos por una especie de membrana que ayuda a nadar con mayor. La cabeza y el pico pueden ser retraídos dentro del caparazón en caso de peligro.

¿Qué comen las tortugas de agua dulce?

Las tortugas de agua dulce tienden a ser omnívoras, comen tanto carne como vegetales. Cuando son jóvenes, se alimentan principalmente de insectos, peces pequeños y moluscos. Como adultos, prefieren una dieta de plantas acuáticas y frutas. Sin embargo las dietas exactas y las preferencias varían de una especie a otra. Algunas comen más proteínas que otras, otras son más vegetarianas. Veamos como es la dieta de estos reptiles.

En la naturaleza, la comida de las tortugas de agua dulce incluye:

  • Una gran variedad de plantas acuáticas
  • Frutos caídos
  • Caracoles y gusanos si pueden encontrarlos en tierra.
  • Insectos y larvas en el agua
  • Peces muertos y heridos
  • Cangrejos de río
  • Mejillones pequeños

Las tortugas de agua como mascotas, se adaptan a una alimentación un poco distinta, comen una variedad de insectos como lombrices de tierra, gusanos, grillos y babosas, incluyendo gránulos o pellets flotantes de tortuga comerciales. Estos alimentos pueden ser arrojados al agua, lo que debería atraer la atención de la tortuga con bastante rapidez.

Es importante, que tome en cuenta algunos factores, que pueden afectar el apetito de su tortuga, como la temperatura del agua y el acceso a la iluminación UVB. Si el agua está demasiado fría, la tortuga estará menos activa y comerá menos.

Especies o tipos de tortugas de agua dulce

Le presentamos algunas especies o tipos de agua dulce para que pueda aprender más sobre temas relacionados con el tamaño, las condiciones de vida, el hábitat y el estilo de vida de cada una de estas tortugas.

Las tortugas de agua dulce son una gran opción para aquellos que quieren tener una tortuga como mascota, se pueden mantener en casa fácilmente y se adaptan bien al acuario. Para aquellos que tienen una vida tranquila y un hogar espacioso. Elegir una de estos tipos de quelonios puede ser una buena opción:

1. Tortuga de orejas amarillas (Trachemys scripta scripta)

Tortuga orejas amarillas

Esta tortuga tiene sus orígenes en Norteamérica, los Estados Unidos. Por su nombre es fácil adivinar sus características: estas tortugas tienen manchas amarillas en las mejillas. El caparazón, parte del exoesqueleto o la parte exterior de la tortuga, cambia de color dependiendo de la edad: cuando es joven es verde y luego se oscurece a un verde más oscuro en la edad adulta, especialmente en el sexo masculino.

Los machos alcanzan los 15 cm y las hembras los 25 cm: el sexo depende de la temperatura a la que están expuestos los huevos. Temperaturas de incubación inferiores a 27°c  dará más machos que hembras, mientras que una temperatura igual o superior a 30°c será lo contrario. La edad media en libertad no supera los 20 años, mientras que en cautiverio puede alcanzar los 40. Aman el sol y son reptiles omnívoros.

2. Tortuga de orejas rojas (Trachemys scripta elegans)

Tortuga orejas rojas

Esta tortuga también viene de América, más precisamente del Mississippi. Le encantan los lagos, los ríos y las vías fluviales. En verano se refugia en el lodo cavando agujeros para huir del calor. No puede soportar temperaturas por debajo de 3˚c, por lo que en invierno es importante mantenerlo en interiores. Debe su apodo de “tortuga de orejas rojas” a las manchas a los lados de su cabeza.

El caparazón de los ejemplares jóvenes es verde brillante, y luego se vuelve verde oscuro y marrón en la edad adulta. Los machos se distinguen de las hembras por su larga y robusta cola. Las uñas de la hembra son más pequeñas que las de los machos y el caparazón es más redondeado.

Son tortugas omnívoras, capaces de alimentarse de pequeños invertebrados y vertebrados: insectos, lombrices, caracoles y pececillos. También pueden añadir a su dieta plantas acuáticas y frutas.

3. Tortuga boba papuana (Carettochelys insculpta)

Tortuga boba papuana

Su hocico es bastante particular, característico de esta tortuga de Nueva Guinea y Australia. Les permite respirar bajo el agua, como un snorkel. Alcanza dimensiones notables, su longitud varía de 70 a 75 cm y su peso alcanza hasta los 25 kg.

Tiene un aspecto bastante diferente a las otras especies descritas: tiene extremidades anchas y palmeadas, con uñas relativamente cortas. Su caparazón no es duro y es color gris oscuro. Son depredadores y se alimentan naturalmente de presas que se encuentran en el agua como peces, pero también de caracoles, frutas y vegetación.

4. Tortuga moteada (Clemmys guttata)

Tortuga moteada

Se trata de una tortuga semiacuática de pequeñas dimensiones que oscilan entre los 8 y los 15 cm. Toma su nombre por el diseño en su caparazón: es negro o verde azulado oscuro pero se caracteriza por sus puntos redondos y amarillos.

Estas manchas también cubren la cabeza, el cuello y las extremidades, la forma del plastrón especifica el sexo y también la coloración de la barbilla y los ojos: de hecho, el macho tiene la barbilla bronceada, los ojos marrón y la cola larga y gruesa. Las hembras, por el contrario, tienen la barbilla amarilla, los ojos anaranjados y la cola más corta que los machos; además, tienen una cantidad de puntos amarillos superior a los ejemplares del otro sexo.

5. Tortuga de Bulbo o apestosa común (Sternotherus carinatus)

Tortuga apestosa

La tortuga macho es muy popular entre las mascotas gracias a sus reducidas dimensiones, casi nunca supera los 16 cm de longitud. El caparazón es duro y se caracteriza por el color marrón y manchas negras. Tiene una forma ligeramente redondeada. El plastrón, por el contrario, es amarillo y tiene una composición más homogénea, la cabeza y el cuello son de color marrón pálido y están cubiertos de manchas negras; las patas son palmeadas y tienen un hocico prominente con fosas nasales grandes y pronunciadas.

Al igual que en los ejemplares anteriores, el sexo de la tortuga tiene algunas características específicas: la cola en los machos es más ancha y de color claro, mientras que las hembras tienen una cola pequeña y más oscura. La característica más notable de esta tortuga es el mal olor que emite cuando se ven amenazadas, dando origen a su nombre común.

Tortugas de agua dulce: Cuidados

Al ver tortugas en una tienda de mascotas o en una feria, muchos se ven tentados a comprar una, a menudo sin conocer sus características y necesidades. Es importante comprar con la conciencia de que todos los animales son seres vivos, que deben ser respetados tanto en su estilo de vida como en sus necesidades alimenticias. Los puntos principales a conocer sobre las tortugas de agua son su alojamiento en la casa, su alimentación y su mantenimiento constante.

Tanque de tortuga

Tanque para tortuga

  • Alimentación 

La alimentación debe ser completa y no sólo de camarones, que tanto les gustan a las tortugas, y que son absolutamente insuficientes desde el punto de vista nutricional. Una dieta basada exclusivamente en gambas puede causar graves enfermedades por carencia de vitaminas, que también pueden causar la muerte de nuestros animales. Es aconsejable comprar un alimento completo para tortugas de agua dulce, que normalmente se vende en pellets.

Cuando comen, las tortugas tienden a tomar el alimento y llevarlo al agua para tragarlo. Esto ensucia mucho el agua y necesitará cambiarse a menudo. Es recomendable alimentar a las tortugas en estanques separados, para evitar que los residuos de alimentos se pudran en el tanque principal y proliferen bacterias.

  • Alojamiento

En cuanto al alojamiento, en las tiendas de mascotas las tortugas se ofrecen a la venta a menudo combinadas con un pequeño estaque, que es insuficiente para el buen cuidado de estos animales. Estos son demasiado pequeños para que viva una tortuga. Se puede utilizar durante un corto período de tiempo, por ejemplo, si lo tomamos de vacaciones o se lo confiamos a alguien durante nuestra ausencia, o si lo utilizamos para alimentarlas de forma separada.

Lo ideal para la permanencia doméstica de una tortuga acuática es colocarla en un acuario, un gran acuario (tamaño mínimo 60x40x40 cm) con agua profunda donde pueda nadar y un área seca donde descansar y recibir los rayos UV. Esta área puede ser una plataforma o una roca grande.

  • Iluminación

Además del tanque, es necesario disponer de una lámpara UVA y UVB, muy importante para los reptiles, ya que los rayos UVA estimulan el apetito y la actividad reproductiva, mientras que los rayos UVB son esenciales para la síntesis de la vitamina D3 y para fijar el calcio en el caparazón y los huesos. Sin la vitamina D3, de hecho, sólo se absorbe entre el 10 y el 15% del calcio de los alimentos, mientras que con la vitamina D3 se absorbe hasta el 80%.

Como duermen las tortugas de agua dulce

Todas ellas aprecian tener escondites donde pueden relajarse para dormir y sentirse a salvo de los depredadores. Su instinto de supervivencia les hace querer esconderse para relajarse y sentirse seguras.

La mayoría de las tortugas acuáticas jóvenes duermen (y pasan la mayor parte del tiempo) escondidas en la vegetación de aguas poco profundas. Se colocan cerca de la superficie para poder extender su cuello para respirar y, para disfrutar del sol, simplemente se acercan a la superficie para dejar que el sol les alcance.

Otras tortugas como las mordedoras, que no tienen muchos depredadores naturales, simplemente se hunden al fondo del estanque a tomar una siesta.

Recrear esto para tu tortuga es sencillo, hay un montón de artículos de acuario en forma de cueva que puedes comprar para tu tortuga. Sólo asegúrate de que estén fijas y sean lo suficientemente grandes para que tu mascota no quede atascada.

Hibernación de tortugas de agua dulce

Tortuga hibernando

Tortuga hibernando enterrada.

Las tortugas acuáticas también hibernan cuando las temperaturas son demasiado frías y en invierno. Poco a poco dejan de comer y de moverse, minimizando sus actividades metabólicas. La mayoría de las tortugas acuáticas se entierran en el fango para hibernar. La hibernación de las tortugas de agua dura hasta la primavera y en este período es necesario tener algunas medidas que les permitan sobrevivir y defenderse incluso mientras “duermen”.

La hibernación es una etapa muy importante para estos animales, si no lo hacen durante varios años consecutivos se enfrentarían a problemas relacionados con el metabolismo y en algunos ambientes se arriesgarían a congelarse o a ser atacados más fácilmente por los depredadores.